Adiccións Dixitais en RadioVoz

Como vén sendo habitual, o pasado luns pasei por RadioVoz, con Fernando Molezún ocupando o lugar de Isidoro Valerio (que non se reincorporou ó traballo ata hoxe, pois onte...

Como vén sendo habitual, o pasado luns pasei por RadioVoz, con Fernando Molezún ocupando o lugar de Isidoro Valerio (que non se reincorporou ó traballo ata hoxe, pois onte tiña que zampar arroz con leite en Ferrol), e antes de que eu dese un repaso ás novas da semana, entrevistaron a Juan Manuel Romero, un deses comunicadores que tira proveito diso que chaman adicción ás novas tecnoloxías coma se puido ver tamén na edición impresa de La Voz:

Entrevista | JUAN MANUEL ROMERO
EXPERTO EN ADICCIONES A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

«La adicción a las tecnologías se produce por el mal uso familiar»
Asegura que los afectados por esta enfermedad, todavía sin reconocer, no se dan cuenta de su problema y que tiene que ser su entorno el que ponga los medios

Juan Manuel RomeroEste periodista ha creado una web en la que se investiga la manera de combatir las adicciones a las nuevas tecnologías. También ha escrito un libro sobre el tema, El abuso de las nuevas tecnologías, en el que trata este nuevo problema. Además, da charlas en colegios, centros culturales, instituciones y empresas, a profesionales, padres y educadores, para que se hagan una idea de cómo se pueden combatir estas adicciones.

-¿La dependencia de las tecnologías es una enfermedad reconocida oficialmente?

-Se podría decir que todavía no está reconocida, pero sí se sabe que provoca otros trastornos. En cualquier caso, es un problema psicológico, que afecta en tanto en cuanto los padres no tenemos cuidado de lo que están haciendo nuestros hijos. Si nuestro hijo está una hora jugando con el ordenador, pues no pasa nada; pero si está siete horas seguidas, la cosa ya es grave; y si vemos que está siete días a la semana, pues todavía es mucho más grave.

-¿Hay profesionales preparados para diagnosticar y tratar esta enfermedad?

-Sí, cualquier psicólogo o psiquiatra lo puede hacer. Lo que nosotros hacemos es informar de cómo prevenirlas, pero una vez que se produce la adicción, no tenemos nada que hacer. Debe ser el profesional el que lo haga.

-¿Cómo se sabe si un hijo tiene dependencia del móvil, la «play», el ordenador…?

-Muy sencillo: si está pendiente de jugar en cualquier momento, si los utiliza le hagan falta o no. Es más, cuando no los usa, está con ansiedad o mal genio. Se observa que el niño solo está a gusto cuando está con ellos. Además, tampoco se saben comunicar con sus compañeros de voz a voz. Se comunican muy bien a través del messenger, pero luego hablar con los compañeros les cuesta.

-¿Cómo se enseña a un niño a ser responsable en el uso de Internet?

-Es muy complicado, pero ellos tienen que saber que, primero, no se puede tener todo y, segundo, que si no ejercen bien la libertad que les damos se la vamos a quitar. Un niño tiene que saber qué cosas puede hacer y cuáles no en Internet. La adicción se produce por el mal uso que se ha generado en el entorno familiar.

-¿Cómo puede controlar un padre el uso de Internet por parte de su hijo?

-Si el niño es pequeño, debe estar con él cuando lo use, para enseñarle cómo navegar y, sobre todo, dejarle claro que si ve algo raro, debe contárselo. Que no va a haber castigo, pero que debe contárselo para evitar males mayores.

-¿También crea adicción «chatear»?

-Mucha. Hay muchísimos matrimonios que se pierden, porque en vez de hacer las labores del hogar o estar con su pareja o familia, se ponen a chatear hasta las cuatro de la madrugada. Llega un momento en que la otra parte de la pareja revienta o que el chateador conoce a otra persona por I

nternet y se lía con ella.

-¿Qué consejo se puede dar para que esto no ocurra?

-Hay que hacer un uso racional. El problema de la adicción es que el adicto no se da cuenta. Tiene que ser el entorno familiar, laboral o social, el que tiene que poner los medios. Si uno ve que su pareja tiene un problema, hay que hablarlo con ella y acudir a un profesional para solucionarlo. Estas drogas pueden ser tan dañinas como algunas de las que se inyectan.

-¿En los videojuegos es suficiente con cumplir con el consejo de los años para los que se recomiendan?

-En absoluto, porque muchos están mal catalogados. Hay algunos que están catalogados para 16 años y consisten en matar a judíos, viejas y negros con un bate de béisbol, por ejemplo. Los padres tiene que estar un poco atentos, vigilar si pueden provocar estrés. Son muy impactantes por su atractivo, por lo que son muy adictivos.

-¿Qué hacer para impedir la adicción a estos juegos?

-Limitarles el uso. Yo a mis hijos no se lo dejo usar cuando hay colegio, y les permito una media hora diaria cuando no lo hay, con la condición de que lean durante el mismo tiempo. Luego ellos tienen trucos y hay que dejarse engañar un poquito.

-¿Es cierto que los MP3 y MP4 producen sordera?

-Sí, porque el volumen al que lo llevan los chavales es enormemente alto. Además, producen adicción, pues hay muchos chavales que se acuestan con el MP3 puesto, con lo que no descansan. Luego hay un problema educativo, pues van con ellos al colegio y cuando se lo quitan, en la primera hora de clase les sigue retumbando la música; no se puede concentrar.

Adiccionesdigitales.esNo podo deixar de comentar que ó visitar adiccionesdigitales.es a frase que me vén á cabeza é «are you from the past?». Fondo de páxina sen cor definida, texto en movemento, contador de visitas, imaxes reescaladas polo navegador (¿quen quere cargar unha imaxe de 1.165 x 874 píxeles e 294,02 Kbytes para vela a 161 x 119 píxeles?), ligazóns con espazos, ligazóns a ficheiros PowerPoint, MP3 e WMV sen avisar do seu formato… só lle falta ó pé da páxina un © 1998.
Deixando a web aparte (que só cito para deixar en evidencia a fiabilidade de certos expertos) quero deixar claro que todo iso da adicción á Internet, ós videoxogos, ós móbiles e a outras tecnoloxías é unha parvada, como deixa clariño Helena Matute no seu popular artigo la adicción a Internet no existe (e os psiquiatras norteamericanos rexeitaron o pasado verán o recoñecemento da adicción á Internet, pois non cren que o uso excesivo da Rede sexa unha enfermidade).
Vaia, que a xente pode facer un uso excesivo da tecnoloxía, pero iso non é unha adicción, é un abuso… pero iso non vende libros, ¿verdade?
Podedes oir a miña intervención e a de Juan Manuel Romero en Voces de Galicia:

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.


Eu reitero que son adicto á auga corrente, á luz eléctrica, á tecnoloxía, á roupa… ou á calefacción cando vai frío, coma di Fernando Molezún. Non creo que eses temas deban preocupar tanto á xente e os pais deberían ser razoables en tódolos aspectos da vida e non deixar levarse por alarmismos (ou sexa, que usar o cronómetro para medir o tempo que un rapaz dedica a distintas actividades é ridículo). Ah, e que non se lles ocurra pór o ordenata no salón, ¡que fai moito ruído!

zp8497586rq

Comentarios

Chíos e rechouchíos

ENTRADAS RELACIONADAS